viernes, 3 de junio de 2016

HECATOMBE

HECATOMBE


No tengo nada que decirte
no tengo nada que pedirte.

Condensando el olvido
destilando el pasado.

Arrecife, caracola, galeón
Navegante, polaris, canción.  

No me restan mañanas
ni oleaje entre las sabanas.

Ausencia errática del alma
mido de cuervo es mi cama.

Vuelven al mar mis pasos
como cangrejos ermitaños.

Este es mi último latido  
perdona si nunca te olvido.

Te devuelvo de tus ojos las dunas
fui serpiente de tus doradas arenas.  


Se extingue, se apaga, muere
encallado amor que nadie quiere.

Agota tu vida blanca vela
en las sombras ya sin verla.

Un latido, en el último aliento
escapa un eterno pensamiento .

Existe un universo bajo mis parpados
donde habitas tú y yo enamorados.

Cierro mis ojos cansados
mis versos desencadenados
no lloran por ti esta noche
mis lágrimas no deseche.

Adiós,
no tengo nada que decirte
Adiós,
 no tengo nada que pedirte.

No exististe y aun si me perdiste,
y aun así te extraviaste.

No me amaste y aun así me extrañaste
                aún así persistí en adorarte.  

Adiós
                Sombra, quillas, besos, silencios,
                Soledad te pertenezco ya, adiós.  


 EL ZOMBI

No hay comentarios:

Publicar un comentario