domingo, 27 de septiembre de 2015

40 HAIKUS

HAIKU
DE MEDIA NOCHE
VIVIENDO, MURIENDO, RESUCITANDO
EN FIN AMANDO

I
Eres lágrima
frágil rocío del alba
beso helado

II
Con ramas rotas
crece el sauce siempre
ella aun duele

III
El grillo canta
serenata nocturna
sin amor ni luna

IV
Piedra fría de rio
mueres en mi repisa
sobre mis poemas


V
Luna fantasmal
incansable ilusión
que un lobo llora

VI
El otoño llega
siempre a la arbolada
y al corazón del poeta

VII
Mi corazón desoja
un otoño de poemas
para un último invierno

VIII
Se cansa el pájaro
y su vuelo cesa al fin
la caverna también

IX
No te llenaste
ni a mil cogidas
aun sigues vacía


X
Hoy es martes
sol y luna se espían
mañana no importa

XI
Desierto amor
arenas de muerte al sol
serpiente soy yo

XII
Blanco colmillo
veneno en los labios
no es para mí

XIII
Dulce pecado
falacia de amantes
plaga casera

XIV
Falso silencio
no existes en el mundo
ni los muertos callan.


XV
Que me importa
las mentiras que hablas
los gusanos sabrán tu verdad

XVI
No muere nada
ni el sol ni la luna
por tu mirada

XVII
Escarabajo
entre las arenas
¡No he muerto yo!

XVIII
Árbol talado
muñón, raíz que sobrevive
alma de fénix

XIX
Como  caracol
hermafrodita mujer
amate tu sola


XX
Buitre viajero
No desciendas tu vuelo
aún no he muerto

XXI
Sobreviviente
Naufrago del mar muerto
Vuelvo conmigo

XXII
Estéril tierra
Sequía en los labios
Fue amarla

XXIII
No he muerto
como castaña ardiendo
volveré siempre

XXIV
Fue mi pecado
amarla sin razonamientos
veneno ¡suicidio!


XXV
Me arrancare
el corazón con ella
piel de serpiente

XXVI
Miembro fantasma
caverna en el pecho
seguirás doliendo

XXVII
El otoño muere
y el invierno muere
yo también muero

XXVIII
Fui un lobo gris
cadáver en el bosque
soy hierba verde

XXIX
No muero amor
como el bosque mismo
crezco de mis cenizas


XXX
Rompe la piedra
del rio de tu corazón
nunca más mi amor

XXXI
No le pertenece
el dios viento a nadie
no soy de nadie

XXXII
Ame y he muerto
la poesía es mi crisálida
nací amado

XXXIII
Nunca ha muerto
el amor que te tengo
dejo su capullo.

XXXIV
También las larvas
tiene su orgullo gusano
olvide tu nombre


XXXV
No le preguntan
al cadáver su nombre
quien lo come

XXXVI
No pregunto yo
a mi alma quien lo hiere
escribo un poema

XXXVII
Arranca Haiku
El árbol seco del recuerdo
En tres versos

XXXVIII
Y si he muerto
más de tres veces
cien inviernos

XXXIX
Volver cien veces
alrededor del sol no basta
volveré cien más.


XXXIX
Vivir amando
hasta la última hoja
morir amando

XL
Y sin embargo
hoy mujer hermafrodita
amate tu sola.






















No hay comentarios:

Publicar un comentario