miércoles, 10 de febrero de 2016

SONÁMBULO

SONÁMBULO

Soñé que vomitaba  mi corazón
junto a toda la palabrería
en la que se ahogaba.

Tic tac
que reventaba  el
din don
de su psicología.

Era  un mutante
fusión de verbo y adjetivo
anarquista sin predicado.

El mar era tan solo una lagrima
pesada, onda, salada, inmensa,
recorriendo mi mejilla.

Mis manos dos cometas errantes
tratando de alcanzar las estrellas.

Fui  una fantasía
en la cama de una diosa sin nombre.

Archipiélago formado de versos
bajo el escote de lo prohibido.  
  
Soñé que era serpiente
y mordía una manzana.

Envenene mis colmillos
con  ciencia, sexo y poesía.

Me soñé desnudo,
sin piel, sin carne, sin huesos,
y eran mi cuerpo una hoja al viento.

Era un caracol
sin la premura del tiempo
cargando mi hogar, viviendo en mis versos.

El mundo no es el mundo
yo no soy yo despierto.

¡Cuantos poemas he leído!,
¡Cuantos versos en mi nido!,
Algunos huevos nunca nacen
mueren de frío, mueren de realidad.

Soñé que era un campo
vestido de verde musgo
mi alma era una laguna
y mis pensamientos colgaban
como telarañas de heno.

También la tristeza tiene su refugio.

La luna se reflejaba en mis ojos
y eran sus caricias de luz nocturna.

Luz de luna nadando
al fondo de la laguna
y eran sus besos peces
al fondo de mi alma.

Soñé que soñaba
que vivía,
que moría
que explotaba
que era un poema
y en sus labios,
letra a letra
ella
me besaba.




EL ZOMBI

No hay comentarios:

Publicar un comentario